En la planificación de tu reto en ventas, antes de la ejecución, debes establecer los objetivos con “números concretos”. Es decir, el número de cuánto quieres vender, en qué tiempo acotado,… siempre debes tener objetivos cuantificables.

Las cifras que debes fijar tienen que responder a las necesidades de tu empresa, también a sus recursos para poder llegar a ellas (deben ser lógicas y alcanzables). De este modo podrás ejecutar tu plan comercial en términos económicos: ¿Cuánto quieres ganar?.

Transcurrida parte de la acción comercial debes contrastar los números reales con tus números objetivo, para saber como va la ejecución y los resultados, así poder tomar medidas en el tiempo fijado, reajustando objetivos o dotando de más recursos a tus acciones.

Esto parece evidente pero ¿cuántas veces establecemos objetivos que no se pueden determinar numéricamente?, o si lo hacemos ¿no acotamos el tiempo para lograrlos?. Muévete siempre en términos cuantificables, esto te dará el poder de medir resultados.

Da el primer paso 👉 https://www.eneasconsultores.com/contacto/

Please follow and like us:
error