Si formas parte de un grupo teletrabajando o estás dirigiendo uno es interesante conocer cómo se encuentran emocionalmente cada uno de sus miembros. Para ello te recomendamos que hagas un checklist semanal basado en los siguientes puntos:

Pregunta a los miembros de tu equipo

  • ¿Cómo te has sentido la primera semana de teletrabajo?
  • ¿Te sientes cómodo en el espacio que dedicas en casa para teletrabajar?
  • ¿Cómo organizas tus descansos?
  • ¿Qué te agobia más de esta situación?
  • ¿Cómo te sentirías si se alargase la situación? ¿Has sentido suficiente comunicación con tu responsable?
  • ¿Te comunicas lo suficiente con tu equipo?
  • ¿Se están adaptando las tareas que realizas a la nueva situación?
  • ¿Tienes la sensación de tener más tiempo libre?
  • ¿Qué ventajas destacarías de esta situación?
  • ¿Dispones de las herramientas necesarias para hacer bien tus tareas?
  • Nombra dos cosas positivas y dos negativas del teletrabajo
  • ¿Se ha visto afectada tu productividad? ¿Cómo?
  • ¿Crees que tener la suficiente información sobre el Coronavirus para saber qué hacer si te contagias?

Reuniones individuales
Las preguntas que hemos visto puedes plantearlas en una videollamada o en un email. Como no son cuestiones cerradas, se hará más sencilla la comunicación entre vosotros, dándose la posibilidad de que surjan ideas y opiniones relevantes para el desarrollo del teletrabajo.

De esta manera podrás revisar y mejorar o ajustar procesos y herramientas de trabajo y mejorarlos. Como líder tu objetivo es proporcionar a tu equipo facilidades para que consigan ser más productivos.

¿Qué hacer con sus respuestas?
Si han surgido respuestas negativas o problemas dales respuesta cuanto antes para que no afecten a la productividad.
El resto del checklist analízalo y reúne al equipo para compartir y comentar los resultados y tomar decisiones en conjunto para resolver dudas o problemas que hayan surgido.

Feedback positivo
Hacer un seguimiento es algo beneficioso y más cuando es positivo. Al agradecer y resaltar cuando una persona desarrolla satisfactoriamente sus tareas, incluso cuando no es así pero sí muestra una actitud implicada, estarás motivándola e incrementado la confianza en sí mismo. No solo debemos comunicarnos cuando las cosas salen mal.
Para realizar este reconocimiento positivo debemos:

  • Elogiar lo antes posible, causando así mayor gratitud.
  • Exprésate sinceramente.
  • Sé concreto al trasmitir que es lo que se ha hecho bien.
  • No quites valor al elogio empleando expresiones como “por fin”, “pero”, “aunque”, “por primera vez”.
  • Expresa las consecuencias positivas que el hecho ha tenido en la empresa.

Feedback de mejora

  • Al igual que el feedback positivo este también debe caracterizarse por su inmediatez y concreción de los hechos.
  • Prepara lo que vayas a decir, siempre comunícalo en privado, pues con una única palabra se puede convertir en un feedback negativo.
  • Tu crítica ha de ser constructiva, siempre para mejorar, sin ser condescendiente.
  • Evita discusiones.
  • No califiques con adjetivos negativos, describe las carencias.
Please follow and like us: