Un día libre o un festivo es el momento para desconectar del trabajo y dejar que la mente se relaje y descomprima, consiguiendo así un mayor estado de felicidad y positividad. He aquí cinco sugerencias para relajarse durante estos días.

  • Evita todos los pensamientos sobre el trabajo.

Lo entendemos: estás dedicado, a menudo incluso consumido, en tu trabajo. Si ese es tu estilo personal, está bien. Pero para mantenerte en forma la mente necesita resetearse, al igual que un ordenador portátil que suele funcionar a toda máquina. Apagar el ordenador, aunque sólo sea por un día, puede ayudar a restablecer tu mente, haciéndote más productivo cuando vuelvas al trabajo.

 

  • Haz una comida al aire libre.

Los arroces o barbacoas se han convertido en sinónimo de vacaciones de verano y fiesta. Hay algo relajante pensando en esos momentos con los amigos o familia, eso hará que entremos en un estado de relajación. Las sensaciones olfativas asociadas a la parrilla nos ayudan a recordar que tenemos un día para nosotros solos que normalmente está reservado al trabajo. No temáis, veganos, las opciones de asado sin carne abundan para que no os sintáis excluidos.

 

  • Disfruta del agua.

Zambullirse, nadar o simplemente flotar en la piscina, el río, el lago o la playa. Aprovecha al máximo esta oportunidad. La relajación contribuye en gran medida a la productividad y al bienestar mental, así que tómate este tiempo para disfrutar del recurso natural -como es el agua- que constituye aproximadamente el 55-60% de lo que somos.

 

  • Ver una película, un museo, una obra de teatro, un desfile…

Aprovecha estos días para evadirte y tener la mente ocupada en cosas como el cine, el teatro, museos, etc. Contribuyendo a mantener vivo el arte y la cultura, además de entretener y enriquecer tu mente.

 

  • Relájate.

Los seres humanos tendemos a ser muy rutinarios, nos levantamos y hacemos nuestra vida cotidiana de la misma manera, día tras día. Estos días te dan la oportunidad de mezclar y cambiar la rutina. Ante todo, aprovecha para relajarte. Has trabajado duro y te toca descansar.

 

Eso es todo, también os dejamos el link a otro artículo en el que recibiréis más consejos de como dejar de pensar en el trabajo pinchando aquí.

 

Please follow and like us: