El líder es un ser humano como cualquier otro, por ello puede incurrir en errores de forma consciente o inconsciente, y queda de parte del equipo que lo acompaña saber cuándo están frente a un error y tomar las decisiones necesarias para que no sea mayor o se repita constantemente.

El uso del correo para asuntos urgentes

Se trata de uno de los errores más comunes en la mayoría de las organizaciones,  quien no ha recibido un correo en algún momento en el que aparezca la palabra “Urgente” y en ocasiones en mayúsculas, con colores y subrayada como para que no quede duda que se trata de algo “urgente”, esto resulta una trampa, ya que el correo electrónico debe ser usado para lo que fue diseñado: una herramienta de trabajo y no para la transmisión de asuntos urgentes, si este es el caso se debe resolver cara a cara, para obtener una respuesta clara y rápida.

Usar Whatsapp para comunicar

Aunque el Whatsapp es mundialmente conocida como una aplicación de mensajería que permite compartir audios, vídeos y fotografías, no significa que deba convertirse en medio para comunicarse dentro de una organización, y menos para abrir temas de trabajo o discutir algún tema delicado o coordinar reuniones, gestionar el equipo o asignar tareas. Si estás cometiendo este error es momento de detenerse y plantearse las reuniones cara a cara como prioridad.

No defender al equipo

Un líder debe estar en las buenas y en las malas con el equipo, debe ser capaz de afrontar los fracasos en conjunto y celebrar los logros de igual forma, un verdadero líder siempre debe estar dispuesto a colaborar cuando algo no está saliendo según lo planteado, además no señala a los culpables sino para encontrar soluciones y sobre todo ofrecer respuestas antes de encontrar posibles salidas.

Saber decir que NO

Si dices que “si” a todo, entonces es una debilidad que debes transformar y aunque como líder debes asumir riesgos, también debes tener conciencia cuando es momento de decir que “no”, el líder, aunque es empático con sus compañeros, no está para tener contento a todo el mundo, además decir que no va a fortalecer el liderazgo y aumentara la productividad en cosas necesarias para la organización.

Miedo al cambio

Ser un líder es sinónimo de ser un promotor de cambio continuo, pero el miedo a probar cosas nuevas puede ser constante,  los seres humanos son resistentes al cambio por naturaleza, pero como líder se debe vencer el miedo y continuar, sino se corre el riesgo de estancarse y desmotivar al equipo, es por ello que siempre hay que tener la mente abierta y escuchar nuevas propuestas.

No hacer seguimiento

Si se está gestionando equipos es necesario establecer un método de seguimiento del trabajo para comprobar el status de la tarea asignada y del proyecto global, esto lejos de ser un resumen de actividades del departamento, es comprobar si las metas se están cumpliendo.

Tiempo para pensar

El tiempo de reflexión es importante para todo líder, sobro todo porque en sus hombros recae buscar la solución a los conflictos, la optimización de los procesos, corregir los errores, identificar debilidades y amenazas, en consecuencia deben reservar un tiempo para implementar y no tomar decisiones a la ligera.

Delegar no es ordenar

Siempre se deben tener claros los términos de delegar y ordenar para no confundirse, delegar implica confianza en otra persona para que haga algo, con sus métodos y sus tiempos, siempre teniendo en cuenta que la otra persona puede equivocarse.

Aceptar los errores

Cuando tenemos presente que nadie es perfecto, los errores están a la orden del día y los líderes no escapan de esto, pero deben ser capaces de asumirlos para ser más fuertes y respetados dentro de la organización.

Please follow and like us:
error