La volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad son cada vez más frecuentes en el mundo empresarial. Dirigir equipos en entornos VUCA es muy cambiante, y hay que ser consciente de los cambios que se pueden dar.

El acrónimo VUCA, un concepto muy de actualidad, se define por sus letras en inglés, un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo.

Volatilidad.

Cuanto más volátil es el mundo, más cambian las cosas, más rápidamente. Los mercados, industrias, el mundo en general sufre cambios impredecibles. Se dan actos que ocurren de forma sorprendente, no se puede determinar la relación causa-efecto.

Para afrontar la volatilidad debemos aceptar el cambio como una constante y afrontarlo, hay que tener objetivos y valores sólidos, desarrollar una visión clara de futuro.

Incertidumbre.

La incertidumbre hace que sea dificilísimo predecir. El futuro siempre es incierto, y las experiencias anteriores van perdiendo su relevancia, ya no son útiles a la hora de predecir.

Para afrontar la incertidumbre hay que analizar el mercado, obtener cuanta más información mejor, para poder experimentar y hacer simulaciones en los diferentes escenarios o situaciones hipotéticas.

Complejidad.

Cuanto más complejo, más difícil es el análisis. Los factores que debemos tener en cuenta, la variedad, la relación entre ellos, cuantos más haya, más interconexión, y en proporción, más complejo es el entorno.

Para hacer frente a la complejidad debemos contar con la colaboración de expertos, para poder construir equipos capaces de trabajar bajo presión y en entornos impredecibles. Hay que comunicarse de forma clara y concisa entre el equipo, para poder afrontarla.

Ambigüedad.

Cuanto más ambiguo, más difícil es interpretar la información. Cuando se da información incompleta, inexacta, contradictoria, más difícil es afrontar el reto que se nos plantea. Para afrontarla lo ideal es potenciar la flexibilidad, a la hora de cambiar planes, establecer un ámbito colaborativo, que los puestos de trabajo se puedan rotar, fomentar la innovación, el planteamiento de ideas.

Cuanto más sepamos sobre los elementos VUCA, más nos ayudará a poder entender entornos cambiantes, a poder anticiparnos, y poder llevar a cabo una gestión que nos permita llegar a resultados positivos. Los líderes en el mundo actual deben ser ágiles, mental y emocionalmente, deben ser capaces de gestionar la incertidumbre, el riesgo.

Please follow and like us: