El anti líder es aquella persona que no cuenta con las cualidades necesarias para sacar adelante con buen éxito a su equipo de trabajo y mucho menos a su negocio.

Nos encontramos hablando de una persona que no tiene respeto ni por sí mismo ni por los demás, que no cuenta con valores y mucho menos con educación, esa persona que solo busca su beneficio propio en función de exprimir lo más que pueda a sus clientes para enriquecerse para sí mismo nada más.

Así es un anti líder, y en este escrito te daremos algunas de las cualidades que representan aquellos jefes que son temidos, esas personas que para nada muestran consideración y que nunca marcarán una buena historia en la vida de sus trabajadores.

Las cualidades más comunes de los anti líderes son:

  • Es un competidor en exceso: siendo la persona que nunca dejará que nadie brille más que ella, por lo que, nunca aceptará que nadie sepa más que él e incluso, se dará méritos propios en base a las acciones de otras personas para siempre quedar bien ante todos, rayando un poco en el egoísmo y la falta de cordura.
  • No sabe trabajar en equipo: en este caso, un anti líder siempre querrá que el equipo trabaje para él, porque siente que él no puede colocarse a la altura de los demás para trabajar todos en conjunto, esto se debe, a que el anti líder por lo general es soberbio y no tiene la humildad para sentirse inferior a los demás.
  • Actúa sin aprobación: porque no le interesa la opinión de los demás, por lo que, realiza acciones sin consultar a nadie siempre con la seguridad de que lo que el haga será lo mejor en toda ocasión y en todo momento.
  • Por lo general, incomoda al equipo siempre: haciéndolo por puro gusto, puesto que siempre busca la manera de emplear su autoridad incomodando a su equipo de trabajo, haciéndoles saber que existe una diferencia muy marcada entre ellos y la grandeza que irradia él.
  • Abusa de su poder: otra de las cualidades más resaltantes de un anti líder es que siempre va a abusar de su poder, lo que indica, que buscará por encima de cualquier cosa alcanzar las metas y los objetivos que se ha propuesto, así tenga que explotar por completo a su equipo de trabajo basándose en la fuerza que le da su poder de autoridad.

De ésta manera, podemos dar por sentado las cualidades que nos indican que así es un anti líder, una persona déspota, egoísta, que no piensa en ningún momento en el bienestar de los demás, sino que solo piensa en sí mismo y en cómo lograr sus objetivos así tenga que manipular, explotar o tratar mal a quien sea.

Trabajar para líderes así nunca debería ser una opción en ninguno de los casos, pero muchas veces no nos encontramos en capacidad de elegir a nuestros jefes, así que solo queda aprender a diferenciar entre un verdadero líder y lo que se denomina como un anti líder.

Please follow and like us: