Las estrategias de contratación han cambiado mucho en los tiempos actuales, y es que, debido a los avances de la tecnología y la innovación, las estrategias que utilizan las organizaciones para lograr la contratación de su personal han tomado un nuevo rumbo.

Con esto nos referimos, a que en la actualidad no solo se toma en consideración la formación y la experiencia de un talento, sino que también se coloca total énfasis en aspectos personales de las personas parta notar si poseen el perfil necesario para el trabajo que se encuentran demandando.

De esta manera, en los nuevos tiempos se ha creado un ambiente laboral distinto en el cual las personas deben mostrar al máximo su potencial con sus capacidades o dones, para que a través de las mismas se le confiera el trabajo en función del talento que poseen y no de la necesidad que muestran de laborar.

Esto nos indica, que el tema de las habilidades y competencias se han tomado como una verdadera estrategia de contratación, y con esto nos referimos, a que se ven como una clave fundamental en cuanto al diagnóstico que se le realiza a las personas para asegurar que se encuentran propicias para el puesto a cubrir dentro de la organización laboral.

Esto nos lleva a entender, que para el éxito de las organizaciones, resulta verdaderamente prioritario el hecho de armar un equipo de manera estratégica en base a las habilidades y competencias de cada trabajador, para lograr el alcance de los objetivos de manera completamente exitosa.

Ahora bien, una vez dicho esto, es importante que tomemos en consideración algunos aspectos relevantes para llevar a cabo una buena estrategia de contratación.

Aspectos a considerar a la hora de llevar a cabo una buena estrategia de contratación

En primer lugar nos encontramos con la evaluación de las necesidades dentro de la empresa, para esto, es importante que exista dentro de la organización un buen clima de comunicación entre todos y cada uno de los departamentos, de manera tal, que se logren reflejar con claridad las necesidades que se presentan a fin de poder contratar personal indicado para cubrirlas de manera inmediata.

En segundo lugar, tenemos los procesos de reclutamiento de personal, que es el paso que se da luego de haber estudiado a todos los posibles candidatos para los puestos de trabajo, en este punto, se realiza la división de trabajadores activos y pasivos para lograr el diagnóstico de los puestos que cada uno debe cubrir según sus habilidades.

En tercer lugar, debemos prestar atención al desarrollo de entrevistas y evaluaciones psicotécnicas. Luego de los dos procesos anteriores, nos topamos con el tema de las entrevistas que deben cursar los aspirantes, por lo que, se debe tomar en consideración que recibirán un máximo de cinco entrevistas en las cuales deben responder de manera clara, coherente y acertada para lograr el puesto de trabajo.

En cuarto lugar, nos encontramos con la valoración final y la elección, que se hace una vez se tenga la información necesaria acerca de la persona aspirante al puesto de trabajo, en base a la cual, se logrará tomar una decisión para la conformación final del equipo de trabajo de manera estratégica.

Y por último, en quinto lugar nos topamos con la contratación, en donde el aspirante pasa a ser parte oficial de la organización y por tanto debe comenzar de manera inmediata a desarrollar su labor.

Ya con esto, podemos tener claro lo que es hoy en día todo el proceso de contratación de una organización, o mejor dicho, lo que son ahora las estrategias de contratación: habilidades y competencias.

Please follow and like us:
error