Todo el tiempo hacemos planes a corto, mediano y largo plazo, pero muchos de ellos se quedan en el papel o en lo más profundo de nuestra memoria. Gracias a las distracciones del día a día se nos olvida la mayoría de nuestros planes y es allí donde debemos acudir a una técnica creativa para fantasear sobre el futuro y materializar las metas.

En el libro Decídete de los hermanos Heath se plantea un truco que resulta muy efectivo, cómo es una trampa para nosotros mismos y así podemos despertar de la automatización diaria que nos mantiene bajo hipnosis y no nos permite lograr nuestros objetivos; ellos lo denominaron cables trampas.

Fechas límite

Los clientes siempre ponen plazos y tiempos de entrega que siempre terminamos cumpliendo por ser exigencias externas. El verdadero reto representa ponernos fechas a nosotros mismos, sin contemplaciones, fechas de verdad, sino lo hacemos entonces seguiremos en piloto automático sin lograr nuestros objetivos.

Hay muchas investigaciones donde han probado no tener fechas límite para ejecutar alguna actividad y los resultados no han sido favorables, siendo la minoría la que se pliega a esta opción, mientras que la mayoría prefiere tener un día limite, pero sigue siendo el proceso interno el más difícil de controlar y cumplir.

Partición

La partición es lo que los hermanos Heath han definido como otro cable trampa y se trata de dividir lo que quieres evitar gastar en partes más pequeñas. Es un experimento para una investigación en la que se les repartió 24 galletas a personas que tenían que probarlas dentro de una caja cerrada de forma hermética. A unos se les dio galletas envueltas en papel aluminio, a otros la galleta sin más, teniendo como resultado que las galletas sin envolver tardaron seis días en probarlas mientras que las de envoltorio 24 días.

La conclusión de esta investigación arrojó que la partición del dinero es un límite para no contagiarnos a la alegría del gasto, lo mismo aplica para las inversiones, se pueden hacer en tandas para ir verificando si los objetivos se están cumpliendo.

Esta trampa se puede aplicar para diferentes aspectos de la vida como las relaciones personales y laborales, ¿Hasta dónde estás dispuesto a aguantar?, y, así se puede ir poniendo cables trampas que permita poner fechas límites y la partición del dinero.

Los cables trampa son uno de los tantos métodos que puedes utilizar si te cuesta plantearte objetivos y cumplirlos, evaluando si con fechas límites y presupuesto limitado puedes lograrlo. Si se te hace más fácil cumplir con las exigencias de lo externo que con las tuyas entonces el cable trampa es ideal para ti, pruébalo y evalúa resultados.

Si no obtienes los resultados que esperabas entonces necesitas hacer una revisión interna de tus prioridades, además de los factores que están afectando a que no cumplas con tus propios propósitos, pero sí con los que otros te imponen, recordando que tu lideras tu proyecto de vida y eres tú el responsable de hacer que tus metas se cumplan, podrás tener una satisfacción personal que será auto inspiradora.

Please follow and like us:
error